UN BUEN PUNTO QUE SIRVE PARA SUMAR

Defensa y Justicia igualó cero a cero frente a Independiente de Avellaneda de visitante. Se hizo un buen primer tiempo, con un buen juego por momentos, pero en el segundo con los cambios el equipo se retrasó y sufrió un poco. A pesar de ello lo pudo ganar en la del final con un mano a mano de Pizzini que atajó Sosa.

El Halcón venía de ganar frente a Sarmiento y necesitaba seguir con la racha positiva. Por primera vez en el torneo su entrenador pudo repetir formación con un esquema un poco más ofensivo de lo que venía presentando antes del encuentro con los de Junín. Con Gutiérrez como único cinco y delante de él Hachén como armador y a sus costados Rotondi por izquierda y Pizzini por derecha. Y como puntas de referencia Bou y contreras, este último el más flojo de todos.

Y la verdad es que el primer tiempo fue bastante bueno para los de Varela. Lo más peligroso del equipo de Avellaneda pasaba por el balón detenido. A los 15 de esa mitad un tiro libre de Soñora al palo derecha de Unsaín que el capitán del Halcón sacó de forma extraordinaria. Y lo otro en la jugada siguiente luego del córner desde la izquierda cabeceó en el área chica del Halcón Roa y cruzó toda el área y para suerte de los de Varela nadie llegó a conectarla en especial Romero que era el más cercano.

Pero luego se empezaron a juntar los que más saben con la pelota: Hachén, Bou, Pizzini y Rotondi quien tiro un centro dejando solo al lateral derecho Hugo Silva que se había proyectado por ese sector y cruzo el remate que pasó apenas pocos centímetros del palo derecho del arquero Sosa. Ese fue el mejor momento del equipo de Florencio Varela que luego de las jugadas de Independiente anteriormente nombradas no sufrió ningún tipo de sobresaltos en esa mitad.

La segunda mitad quizás no fue tan buena como la primera. Defensa se atrasó mucho y le cedió la iniciativa al local. Y a veces se atrasa tanto que surgen desatenciones defensivas. Por eso a los cinco el equipo del Falcioni tuvo una muy clara luego de un pase de Soñora para Roa que Unsaín detuvo con categoría y rapidez. Además el técnico sacó a Hachen y puso a Rivero invitando a Independiente para que se adelantara. A los 17 Romero se comió el gol debajo del arco literalmente. Luego de un centro desde la derecha quedó solo y le pifió al arco. El Halcón se salvaba. A los 33 otra vez lo tuvo el local cuando Roa le pifia y luego de una pavota le pegó de nuevo en el pecho y milagrosamente no entró.

A pesar de todas las dificultades que Defensa tuvo en el segundo tiempo lo pudo haber ganado sobre el final con un mano a mano de Pizzini contra Sosa que el arquero la sacó con la pierna. Se sumó un punto frente a quien hasta ese momento era el puntero del campeonato, se jugó un buen primer tiempo, el arco se mantuvo en cero y algunos jugadores están volviendo a su nivel. Hay que seguir trabajando y mejorando. Esperemos que el equipo siga evolucionando.

Por: Daniel Aranda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.