No alcanzó con el corazón

El equipo de Sebastián Beccacece perdió como local frente a Palmeiras de Brasil por dos tantos contra uno por una nueva de la fase de grupos de la Copa Libertadores de América. Jugó un primer tiempo aceptable en el que no pasó grandes sobresaltos, pero en el segundo cometió dos errores grandes que le costaron la derrota. A pesar de eso lo fue a buscar y estuvo cerca del empate.

Con un equipo totalmente diezmado por la gran cantidad de casos positivos de Covid el Halcón de Florencio Varela debía presentarse a jugar por la tercera fecha de la fase de grupos de la Libertadores frente al ya conocido para todos nosotros Palmeiras de Brasil. Se jugaba de local y el técnico debía poner en cancha lo mejor que tuviera, tratando de armar un rompecabezas al que le faltaban piezas, pero piezas de las más importantes. Así y todo, se puso a un equipo que pudiera darle pelea a su rival.

En el primer tiempo lo cierto es que no se sintieron demasiado las diferencia entre ambos equipos. Palmeiras a pesar de contar con todos sus futbolistas titulares no avasalló al Halcón. Y eso que los de Varela de los habituales titulares solo tenía en cancha al Unsaín, el Cholo Benítez, Loaiza y Bou. Es más, con muy poco Defensa por momentos lograba inquietar a su rival cuando Bou o Hachén lograban acercarse al arco defendido por Weberton.

El Halcón le cedió en toda esa primera mitad a Palmeiras el balón y la iniciativa. Pero a pesar de manejar la pelota en gran parte del tiempo no podía acercarse al arco defendido por Unsaín peligrosamente, ya que esa línea de cinco (a veces de seis) defensores no le dejaba espacios ni a Luiz Adriano ni a Roni. Lo más cerca que estuvieron de abrir el marcador los visitantes fue a través de un remate desde fuera del área de Renan luego de un rebote en el córner. Defensa buscó generar alguna contra y lo logró cuando Bou le paso muy bien la pelota a Benítez y este con una bolea de derecha también estuvo cerca del gol.

Pero el segundo tiempo fue totalmente diferente del primero y se cometieron los errores que en la primera mitad no. Apenas iniciada la segunda mitad Palmeiras se iba a poner en ventaja. Luiz Adriando aprovechó una nueva mala cobertura defensiva para meter un pase a las espaldas de Juan Gabriel Rodríguez hacia Roni quien ante una mala y tardía salida de Unsaín rematara entre medio de las piernas de este y pusiera el uno a cero para el visitante. Baldazo de agua fría para el equipo de Beccacece que veía que su idea principal de hacía añicos y que debía cambiar algo para poder ir a buscarlo, pero que tampoco tenía los intérpretes para hacerlo.

Y en ese desconcierto en el que entró Defensa Palmeiras aprovechó para convertir el segundo. Misma fórmula, pero diferente jugada. Contra del equipo brasileño que dejo a Luiz Adriano con posibilidad de elegir a quien le iba a dar el gol y fue Roni quien recibió y definió cruzado. Estaba muy difícil, mas que antes. Y así y todo Defensa lo fue a buscar. Con sus limitaciones intentó descontar y lo logró: el Cholo Benítez metió un centro venenoso al área rival que pudo ser capitalizado por Tripichio que apenas con la punta del botín desvió el balón para que se metiera en el arco de Weberton. No quedaba mucho tiempo para más. Solo un cabezazo de Bou que de no haber sido tan débil hubiera complicado la noche de Palmeiras. Defensa perdió dignamente e hizo lo que pudo dentro de sus posibilidades. Lo jugó con el corazón, pero no le alcanzó.

Por: Daniel Aranda

Ph: Marcelo Peralta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.