Un empate con sabor a poco

Defensa empató de local dos a dos con Talleres de Córdoba de local. Jugó con un equipo alternativo pensando en la segunda final de la Recopa en Brasil. Estuvo dos veces en ventaja, pero no pudo mantener el resultado con el agregado que los goles de Talleres los hicieron en contra jugadores del Halcón. Sigue sin sumar de a tres.

Después de perder la primera final de la Recopa frente a Palmeiras Defensa debía jugar de local por la Liga Argentina frente a los cordobeses de talleres. Era importante ganar para no perder pisada a los equipos clasificados hasta ahora (recordemos que clasifican cuatro) y para llegar con el ánimo levantado a esa nueva final que le toca en Brasil. Por mala suerte para los de Varela el resultado no fue el esperado, más aún teniendo en cuenta que estuvo con el resultado a su favor dos veces y no lo pudo aguantar.

Con el equipo plagado de suplentes Defensa se paró claramente en el campo de juego con un equipo que se paró para esperar para salir de contra cada vez que pudiera. La única idea que parecía que se tenía era que Unsaín tirara el pelotazo largo para el juvenil Rodríguez o para Rius para que se las arreglaran con sus marcadores y luego ver si le podía acercar la pelota cerca del área a Merentiel. Y la única vez que dio resultado esa idea fue en el primer gol del partido. Ciro ganó la pelota por su sector y tiró un centro de primera que Merentiel aprovechó al máximo con una terrible bolea de derecha que tomó una velocidad increíble y se metió en el arco de Ledesma que solo miró. Un verdadero golazo. Defensa ganaba, pero le cedía nuevamente la iniciativa a Talleres. Retrocedía peligrosamente y cada vez que la recuperaba la perdía muy rápido. Y a eso se le sumó la desgracia. Talleres atacó desde la izquierdo de la derecha del Halcón con una jugada colectiva en la cual Valoyes se encargó de tirar un centro que Breitembruch con la pierna izquierda la terminó metiendo en su propio arco. Era uno a uno y Talleres seguía teniendo la posesión de la pelota y el equipo más adelantado. Tuvo una Parede que pegó en el palo producto de una de las tantas fallas defensivas que se viene observando en Defensa en los últimos partidos. Lo mejor que podía suceder era que terminara esa etapa.

El segundo tiempo fue un poco diferente que el primero con los cambios que hizo Beccacece desde el arranque. No tenía tanto la pelota Talleres porque la manejaban más Loaiza y Fernández. Y gracias a esa nueva propuesta Defensa se puso en ventaja otra vez. Atacó Brítez por izquierda, Merentiel que intenta habilitar a Escalante que e vio beneficiado por un rebote en Hincapié y metió u derechazo cruzado para el dos a uno. Primer gol del juvenil en primera y parecía que podría ser diferente la historia.

Pero la felicidad duró poco. Una pelota entre medio de los centrales, mala cobertura de Breitembruch y un nuevo toque que dejó a Ausqui frente a Unsaín que pudo sacar bien la definición del delantero y otra vez la mala fortuna. Luego del rebote en el arquero pegó en Rodríguez (de pésimo partido) y se metió en el arco. Dos a dos y a sufrir hasta el final porque Breitembruch minutos después fue expulsado por ser el último hombre y cometer una infracción.

Y casi lo pierde. En la última que tuvo Talleres con un terrible zapatazo de Valoyes que Unsaín por suerte la sacó en una atajada enorme. Se empató y se sumo un punto de local. Obviamente lo más importante se va a dar el miércoles, pero podía Haber sido una buena oportunidad para meterse en la zona de clasificación. En definitiva, fue un empate que nos deja un sabor a poco.

Por: Daniel Aranda

Ph: Marcelo Peralta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.