PISÓ FUERTE EN ROSARIO

El Halcón de Florencio Varela ganó como visitante frente Newell´s Old Boys en Rosario por dos tantos contra uno. Fue un partido muy inteligente de Defensa que pegó cuando tuvo que pegar. La ventaja se basó en la efectividad del Halcón que supo aprovechar las chances que tuvo. Tres puntos que sirven para seguir sumando y ganado confianza.

Luego de la victoria de Defensa frente a Independiente había que viajar a la ciudad de Rosario para enfrentar a uno de los animadores del torneo como lo es Newell´s que siempre es un rival duro y que hace valer su localía. Y también era la posibilidad para los de Beccacece de poder volver a sumar de tres y poder ganar por primera vez en lo que va del campeonato en condición de visitante. Por suerte para los de Varela se dieron esas dos condiciones: se ganó de visitante y pudo sumar nuevamente de a tres.

Si bien los de Rosario arrancaron el partido con todo tratando de llevarse por encima al Halcón, Defensa golpeó primero y rápidamente. A los pocos minutos de arrancada la primera mitad Togni desbordó por el lado izquierdo y tiró un centro venenoso al corazón del área y el Uvita Fernández con la viveza que lo caracteriza tocó la pelota para acomodarla en el palo izquierdo descolocando al arquero y marcando el primero para los de Varela. Algo que los Rosarinos no esperaban bajo ningún aspecto.

Minuto después Newell´s pudo haberlo empatado por medio de un cabezazo del centro delantero García luego de un centro de Pablo Pérez y que Unsaín atajó de manera fenomenal. Los locales trataban arrinconar a Defensa que supo pararse bien en el aspecto defensivo. Más allá de que luego lo pudo empatar Zordo con un zurdazo cruzado. En esa primera mitad los locales buscaron pero sin de demasiadas ideas, muchos centros pero poco juego asociado o de peligro. Defensa puso un cerrojo y cerró bien los espacios. El primer tiempo terminó uno a cero.

Apenas arrancado el segundo tiempo volvió a golpear duro a Newell´s. El Gallito Duarte agarró el balón en tres cuartos de cancha y remató de derecha buscando el arco rival y por suerte para los de Beccacece la pelota rebotó en Ditta y fue tal el desvío que terminó descolocando al arquero Herrera que nada tuvo que hacer. Dos de ventaja y había que saber aprovechar esa gran ventaja obtenida.

A partir de ese momento el partido tuvo una expresión clara: el local atacando de la manera que podía sin muchas ideas y el visitante defendiendo y tratando de salir de contra de manera rápida cada vez que se presentara una oportunidad. Y lo cierto es que los Rosarinos casi no inquietaron a Unsaín después del segundo gol de Defensa. Salvo al final cuando se encontraron con el descuento cuando quedaba muy poco para que finalizara el partido por medio de Garro.

Pero no quedaba tiempo para más y los de Varela se iban a quedar con los tres puntos y con una victoria merecida, trabajada y valorada. La misma sirve de aliciente para seguir trabajando en la puesta a punto del armado del equipo en este plantel renovado.

Por: Daniel Aranda

Foto: Marcelo Peralta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.