RECUPERÓ LA MEMORIA

El Halcón de Florencio Varela ganó como local en Florencio Varela frente a Independiente de Avellaneda por dos tantos contra uno. Fue un buen partido de Defensa a nivel general. La diferencia se dio en las áreas donde el Halcón fue más efectivo y supo aprovechar las chances que tuvo. Tres puntos que valen oro.

La expectativa de los hinchas de Defensa y Justicia era alta. Había que volver a ganar de local y olvidarse rápidamente de la caída en Junín frente a Sarmiento, era importante una remontada del equipo para esta fecha del torneo. Se jugada frente a un Independiente que tenía una necesidad similar de ganar y de sumar que el Halcón, y aún más, dado el malo pasar a nivel institucional y a nivel futbolístico.

Si bien los de Avellaneda arrancaron un poco mejor que los de Varela, poco a poco las cosas se fueron emparejando en la primera mitad. Leandro Fernández quería convertirse en l líder dentro de la cancha de los visitantes y, justamente a través de jugadas en las que él participó tuvieron algunas situaciones. En el área el delantero de la dejó servida en bandeja a Soñora para que convirtiera, pero por suerte para el Halcón el remate fue débil y Unsaín no tuvo dificultades para quedarse con el balón.

A defensa le costó el arranque, pero después se acomodó. Y para abrir el partido bastante tranquilo era necesario una cosa “de otro partido”. Y eso sucedió. El juvenil Manuel Duarte tomó la pelota del lado izquierdo cerca del vértice del área, acomodó su cuerpo para darle rosca al balón y sacó un remate impresionante que se clavó en el palo más lejano del Uruguayo Sosa, convirtiendo un verdadero golazo. Y el mismo duarte pudo haber ampliado el marcador en esa misma mitad luego de una pared con Togni y un remate de zurza que le salió demasiado cruzado.

El segundo tiempo en lo futbolístico fue ampliamente favorable para los de Beccacece. Iba e iba. Y de tanto ir Tripichio llegó al fondo por la derecha metiéndose al área y el lateral izquierdo de Independiente, Lucas Rodríguez, le cometió penal. El encargado de patear y de convertir fue Adonis Frías. Fuerte, abajo y a la derecha. Nada que hacer de parte del arquero Sosa. Defensa jugaba bien y el partido estaba dado para que fuera una goleada si se afinaba la puntería y no se cometían errores.

Pero la historia se modificó (al menos un poco) luego de que Kevin Gutiérrez fuera expulsado luego de su segunda amonestación. Era de esperar que Independiente fuera en búsqueda del descuento. Sin demasiadas ideas pero de a poco el Rojo arrinconaba a los de Varela. Y luego de un mal rechazo Lucas Rodríguez tiró un centro que aprovecho Alex Vigo con un zurdazo fuerte que se le metió a Unsaín que nada pudo hacer.

Luego del dos uno Defensa cuidó la victoria y lo hizo bien. Los tres puntos quedaron en casa y se valoran mucho. Por momentos se jugó bien, por momentos no tanto. Pero lo importante es que de a poco el equipo recupera la memoria del fútbol que caracteriza a Defensa, va ganando confianza y se va afianzando. Esperemos que pueda sostenerse esta levantada.

Por: Daniel Aranda

Foto: Marcelo Peralta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.