NO PUDO SOSTENER LA LEVANTADA

El Halcón de Florencio Varela perdió como visitante en Junín frente a Sarmiento por dos tantos contra cero. Fue un partido parejo y no muy bien jugado. La diferencia se dio en las pelotas paradas ya que los dos goles del local fueron a través de ese medio.

Había generado mucha expectativa en los hinchas de Defensa y Justicia la levantada y remontada del equipo en la fecha anterior frente a Aldosivi de Mar del Plata al dar vuelta un dos cero y quedarse con la primera victoria del torneo. Sumado a esto el pase a la siguiente fase en la Copa Argentina tras vencer a Argentinos Juniors en La Plata. La idea era poder seguir sumando para ganar en confianza y que el nuevo equipo se vaya amoldando a lo que su técnico pretende del mismo.

La parada era difícil ya que se jugaba en un estadio (el Eva Perón) que siempre le resultó complicado a los dirigidos por Beccacece. Y lo cierto es que esta vez tampoco fue la excepción. Desde el inicio mismo del encuentro las cosas se daban en función de lo que Sarmiento quería hacer: aprovechar el error en la salida de Defensa, generar faltas lo más cerca del área posible para luego convertirlos en pelotas paradas que cayeran al arco defendido por Ezequiel Unsaín, rematar desde fuera del área etc. Además de un campo de juego que no estaba en las mejores condiciones para jugar como lo hace el “Halcón”.

La mejor situación de Defensa fue una arremetida por la derecha de Fabricio Domínguez que terminó en gol, pero a la instancia del VAR y del árbitro Espinosa fue anulado. La verdad es que era un primer tiempo poco atractivo y casi sin situaciones de peligro para ninguno de los dos equipos. La cosa debía torcerse por un remate de larga distancia o una pelota parada. Y, lamentablemente para los de Varela, así fue. Luego de una mala cobertura y una falta cerca de la medialuna el 10 Quiroga metió un derechazo al ángulo de Unsaín que nada pudo hacer para detener la ventaja del Juninense. Después de esto no pasó casi nada, solo un intento de chilena de López que agarró sin dificultad el arquero de Defensa.

La segunda mitad o varió demasiado de la primera. Se jugaba a lo que Sarmiento quería jugar y los de Varela por más que lo intentaban no podían generar situaciones claras y de peligro en el arco de Chávez. Recién a los 30 otra vez Domínguez llegando por la derecha casi convirtió para el Halcón pero la pelota dio en el travesaño. Lo tenía que ir a buscar y mientras más cerca estaba la finalización del partido, más se exponía Defensa a la contra.

Primero Unsaín se lo tapó a Brea. Y al mismo Brea le convirtieron el penal para que luego Toledo marcara el segundo y definitivo gol del partido. Defensa se quedó sin nada por su paso en Junín y debe seguir trabajando para intentar que el equipo juegue mejor y encuentre el funcionamiento adecuado. Lo que más duele quizás es que Sarmiento tampoco mereció la victoria y que, no se pudo sostener la levantada.

Por: Daniel Aranda

Foto: Marcelo Peralta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.