Derrota injusta

Defensa cayó por 1-0 ante Atlético Goianiense, por la segunda fecha de la Copa Sudamericana. El equipo de Florencio Varela dominó todo el partido pero no pudo convertir.

El encuentro comenzó movido, mostrando un Defensa sumamente agresivo que atacaba a los espacios y que volcaba su poderío sobre la banda izquierda. El conjunto local presionaba en salida, cortando rápido y haciendo circular la pelota. Por su parte, Goianiense se mantenía con mucha pasividad, defendiendo en su campo y esperando hacerse del balón para contraatacar.

No obstante, a los 9 minutos, un contragolpe de la visita encuentra los huecos necesarios para meter un centro al área, que es capturado por Wellington Rato quien la manda al fondo de la red, marcando la ventaja rival.

Tras el gol, el conjunto local no se desanimó y fue en busca de la igualdad desplegando su potencial, con Kevin Gutiérrez haciéndose eje en la mitad de la cancha, Bou gestando juego, Tripichio y Soto subiendo por las bandas, y con Rotondi y Hachen aportando velocidad a los ataques. Sin embargo, el equipo brasileño se compactó en el fondo, defendiendo en bloque, impidiendo generar profundidad.

El primer tiempo finalizó con un cabezazo de Merentiel que pegó en el travesaño, producto de la embestida de los locales, que pese a arrimarse al área no encontraron claridad en el último cuarto.

Ya en el complemento, el partido se reanudó con la misma movilidad y circulación de pelota que la primera mitad. Defensa rápidamente tomó las riendas del encuentro, imponiéndose con autoridad, jugando con el equipo bien adelantado y atropellando a un Goianiense quedado y conforme con el resultado parcial.

Con el correr del reloj, los de Varela manejaban la pelota, controlaban el desarrollo y generaban ocasiones, pero la falta de precisión se transformaba en la mayor dificultad. Además, la visita tapaba referencias e impedía a los de Beccacece poder acomodarse para rematar con comodidad.

Esta segunda parte fue completamente un monólogo de Defensa que, con plena posesión y control total del juego y debido a la imposibilidad de entrar por abajo, probó con arrojar centros que desarmen el bloque rival y remates desde fuera del área para sorprender al arquero.

Los minutos finales fueron infartantes y desesperantes, con “El Halcón” asfixiando al conjunto brasileño y arremetiendo con todo lo que esté al alcance para lograr el empate. Finalmente, el partido terminó con un tiro libre de Adonis Frías que roza el arco por fuera, consumándose así una derrota tan injusta que provoca cierto grado de impotencia y desazón.

Por: Defensa y Justicia Oficial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.