POBRE EMPATE

EL equipo de Sebastián Beccacece volvió a empatar frente a uno de los peores equipos del torneo como lo es Central Córdoba de Santiago del Estero. Fue uno a uno. Lo tenía ganado pero los cambios no le vinieron bien al equipo y se lo terminaron empatando sobre el final del juego.

Luego de haber empatado en el partido anterior frente al último del torneo Arsenal, Defensa volvía a jugar de local en Florencio Varela frente a Central Córdoba, anteúltimo del campeonato buscando sumar de a tres y seguir en la racha ganadora de local. De antemano se podía pensar que podía ser un rival de los denominados “accesibles” o “ganables” ya que los visitantes venían de sufrir varias derrotas consecutivas, muchas de ellas por goleada, pero la historia no fue la esperada.

Si bien Defensa tomó la iniciativa desde el minuto uno de la primera mitad, no tuvo la contundencia necesaria para poder irse en ventaja en la etapa mencionada. Central Córdoba buscó entorpecer y ensuciar la mitad de la cancha para que los que más saben cómo lo son Hachén, Bou y Pizzini no tuvieran demasiados espacios para poder entrar en profundidad al arco defendido por Rigamonti. Y lo cierto es que gran parte de los primeros 45 minutos pudo lograrlo.

En lo que refiere específicamente a chances claras de gol no hubo demasiado por rescatar. Para el visitante una mala salida de Unsaín luego de un córner que conectó uno de sus marcadores centrales, pero por suerte no fue al arco. Defensa tuvo un remate de zurda desde afuera de Hachen que pasó cerca y la más claras en los pies de Bou en la mejor jugada colectiva del equipo que el arquero Rigamonti se lució sacando la pelota hacia el córner cuando casi el delantero del Halcón la cruza en el segundo palo.

El segundo tiempo se presentó más favorable para Defensa que se puso en ventaja luego de una buena jugada que inició desde la derecha, Bou pifia y antes de que saliera Rotondi no la deja salir y la mete atrás para que Hachén sin arrebatarse marcara la apertura del marcador. Pudo ampliar la ventaja pero Contreras se lo comió literalmente abajo del arco y el arquero del visitante lo sacara de forma extraordinaria. El halcón no lo pudo aprovechar y como dice el dicho popular: los goles que no entran en un arco entran en el otro y así fue.

Ayudado por los malos cambios de Beccacece los Santiagueños se animaron y lo empataron cuando faltaban pocos minutos para que la historia se terminara en los pies del delantero Argañaraz luego de una pésima cobertura defensiva. Defensa volvió a perder dos puntos frente a uno de los equipos más mediocres que tiene este torneo y dejó pasar otra buena oportunidad de avanzar y seguir subiendo en la tabla de posiciones (ya había perdido dos con Arsenal que iba último).

Se viene Tigre por la Copa Argentina en la Plata, esperemos que Defensa pase ya que su rival juega en una categoría inferior al Halcón y por sobre todas las cosas mejore el funcionamiento y la puntería del equipo.

Por: Daniel Aranda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.