LO GANÓ A LO GUAPO

Defensa y Justicia obtuvo su primera victoria en lo que va del campeonato y sumó tres puntos muy valiosos para lo que viene. Ganó tres a dos a Gimnasia y Esgrima de la Plata que estaba dos goles arriba. Lo dio vuelta con personalidad y yendo al frente con los de siempre: Pizzini, Bou y Hachén.

Luego del empate obtenido en Liniers frente a Vélez mostrando una leve mejora el Halcón de Florencio Varela volvía a jugar como local frente a Gimnasia que venía de ganarle a Rosario Central y era importante obtener una victoria. El hincha de Defensa no está en estos últimos años a ver al equipo tan abajo en la tabla de posiciones y a la hora de empezar el partido se encontraba último, por eso había que ganar y empezar a despegar.
Y el técnico lo entendió bien. Fue por eso que cambió su sistema táctico volviendo a la línea tradicional de cuatro con Matías Rodríguez como lateral derecho y Alexis Soto de Lateral izquierdo, con Adonis Frías y Cardona de centrales (salieron Escalante y Paredes), doble cinco con Loaiza y Gutiérrez, dos por afuera con Rotondi y Fernández y dos arriba con Bou y Merentiel. Cada cosa en su lugar, nada de posiciones inventadas o pruebas improvisadas. A pesar de esto la primera mitad y parte de la segunda defensa sufrió el partido.


En el primer tiempo no hubo casi situaciones de gol y fue muy trabado. Quizás lo más interesante fue la actuación del paraguayo Hugo Fernández. Del lado de Gimnasia solo un centro en el que la pelota hizo un giro raro y le pasó por encima a Unsaín y por suerte no llegó nadie a conectar. Y para ser sinceros fue una primera mitad muy mal jugada y aburrida. Con algunas aproximaciones al arco pero con ninguna jugada clara de gol.


El segundo tiempo fue totalmente diferente. Lo que no se dio en los primeros 45 minutos se dio en los segundos 50 minutos. Al minuto nomás luego de un córner el lobo se puso en ventaja a través de un cabezazo de Frata luego que todos fueran hacia adelante y nadie se quedara atrás. Nada que hacer para Unsaín. A los cinco lo tuvo Adonis Frías pero la sacó bien el arquero Rey. El mismo Rey a los 16 sacó un remate proveniente de un tiro libre de Alexis Soto que se metía en el ángulo. Pero a los 20 luego de una salida de Unsaín Pérez García en una jugada polémica (para nosotros no ingresó toda la pelota) puso el dos cero para el tripero y todo se complicaba.


El técnico del Halcón debió recurrir al banco de suplentes para poner toda la carne al asador para buscar lo que a esa hora de la tarde sería una hazaña. Y la hazaña llegó. Y la bandera fueron los de siempre, los campeones de la Sudamericana. Comenzó a los 22 con el descuento de Pizzini con un gol de derecha luego de que Bou la peleara con todo. A los 28 otra vez Pizzini estuvo cerca del empate con otro remate de derecha. Hasta que llegó el empate de Bou a los 41 con un zurdazo cruzado luego de un gran pase en profundidad de Hachén. Dos a dos y quedaba tiempo para ir a buscarlo.


Y lo fue a buscar y lo fue a ganar: y lo ganó. Con un gol de Contreras luego de un pelotazo largo desde la mitad de la cancha y una mala cobertura de Gimnasia. Peinada, gol y victoria. Otra hazaña en el arco de los milagros y la primera victoria en el campeonato. Lo que no tuvo de fútbol y de funcionamiento Defensa lo compensó con sacrificio y entrega. Lo guapeó y lo ganó.

Por: Daniel Aranda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.