Eliminación de pie

FLAMENGO FUE MUCHO PARA DEFENSA Y LO GOLEÓ POR 4-1, CERRANDO ASÍ UN HISTÓRICO OCTAVOS DE FINAL EN SU SEGUNDA PARTICIPACIÓN DE COPA LIBERTADORES.

El encuentro de comienzo, tenía un condimento especial, es que en el Mané Garrincha contaba con alrededor de 18.000 personas del Fla.

El elenco de Florencio Varela comenzó con el pie izquierdo ya que a los ocho minutos ya estuvo abajo en el marcador con el tanto de Rodrigo Caio, quien ganó de cabeza a la salida de un tiro de esquina.

El equipo de Río de Janeiro controló las acciones en los primeros 30 minutos donde fue una trompa y al Halcón le costó meterse en el campo rival. En ese plazo tuvo una posesión del 77 por ciento, pero también generó peligro con varias llegadas.

En el final de la etapa inicial Defensa encontró la igualdad gracias a un insólito error del arquero Diego Alves, quien en lugar sacar hacia los costados quiso rematar ante la marca de Raúl Loaiza, en cuyo hombro dio la pelota que rebotó y se metió en el arco.

En el complemento volvió a verse el dominio del elenco carioca, que generó peligro en el campo de Defensa, aunque no tuvo la precisión suficiente para ponerse en ventaja.

Pero de tanto ir a buscar, a los 66 minutos plasmó el segundo. Llegó el centro de Diego que intentó despejar Alexis Soto, pero la pelota le quedó a Michael que reventó el palo y el rebote lo capturó Giorgian De Arrascaeta que de cabeza puso en ventaja al Flamengo.

Defensa no se rindió y con mucho amor propio fue a buscar la igualad. Una chance fue a los 72 minutos con un tiro del lateral Matías Rodríguez, que se proyectó, pero no pudo cerrar la jugada.

En el último cuarto de hora Flamengo bajó el ritmo y si bien cedió algunos espacios, el Halcón no pudo entrarle. De hecho a los 83 minutos el local marcó el tercero por medio del ingresado Vitinho, que llegó al borde del área, remató de zurda y venció al arquero Ezequiel Unsain.

Con el partido en tiempo adicional llegó el cuarto para el Mengão, otra vez por medio de Vitinho que cerró la cuenta luego de una contra y con el fondo del conjunto de Varela desarmado. Si bien los brasileños fueron superiores y merecieron el triunfo, la diferencia de goles fue demasiada para el trámite real del partido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.