Errores que se pagan caro

EL equipo de Sebastián Beccacece volvió a perder por el torneo local y arrancó con el pie izquierdo en el campeonato local. Fue dos a uno frente a Huracán de Parque de los Patricios en un partido deslucido del Halcón donde fue superado por un rival muy flojo y mediocre. Ahora hay que pensar en la revancha frente a Flamengo por la Copa Libertadores.

Una nueva temporada en el torneo de primera división del Fútbol Argentino para Defensa y Justicia. Uno de ya muchos años del guapo de Florencio Varela en la máxima categoría. Pero esta vez quizás no se comenzaba como los años anteriores en los cuales se estaba en puestos de altura y cerca de la clasificación de alguna copa. Los dos torneos anteriores, tanto con Crespo como con Beccacece fueron muy malos y se sumaron muy pocos puntos. Y era hora de empezar a sumar, primero por lo dicho con anterioridad, que Defensa se encuentra lejos de la zona de clasificación a las copas y segundo que estos puntos suman para los promedios.

La verdad es que los primeros 20 minutos fueron muy interesantes desde lo colectivo (más allá que no se crearon chances claras de gol) y desde el resultado ya que a los pocos minutos de arrancado el encuentro se ganaba con un gol de Barrios con ayuda del viento y del arquero de Huracán Marcos Díaz,  que luego de un revoleo de la pelota de Alexis Soto le dejó en bandeja la apertura del marcador al ex delantero de Gimnasia. Uno a cero y los de Varela manejaban la pelota sin que los locales se acercaran con peligro al arco defendido por Unsaín. Pero Defensa de a poco se fue quedando y, como es de lamentable costumbre se equivocó y lo pagó caro.

Un pelotazo intrascendente desde más de 30 metros y una malísima cobertura entre Cardona y Juan Gabriel Rodríguez (que después de esa jugada saldría lesionado) hizo que una arremetida de Triverio se convirtiera en el empate de Huracán con un zurdazo que se le metió cerca de la humanidad de Unasín quien, desde nuestro punto de vista se confió en que sus compañeros iban a llegar a solucionar la situación, tardó en salir. Uno a uno inmerecido ya que los de Parque de los Patricios no habían llegado nunca antes de esto.

El segundo tiempo fue más favorable para el globo que embalado salió a buscar la victoria, con sus limitaciones (que son muchas) lo buscó. Y Defensa le hizo otro regalito de inicio de temporada. Un pifie del debutante Braian Rivero, quien no contento con el pifie le dejó la pelota servida con un pase hacia atrás al volante central Hesse que puso el segundo gol de Huracán que sería el definitivo del partido. Todo iba a ser desde ahí cuesta arriba para el Halcón.

El resto de lo que quedaba del partido fue como era de esperar. Defensa intentando llegar al empate y Huracán aguantando el resultado. Lo cierto es que no pasó mucho, pero lo que más preocupa es que los de Varela no tuvieron ninguna situación de gol para empatar. Se volvió a perder en el torneo local y era importante sacar algún punto. Queda mucho por trabajar y por corregir. Pero lo que queda claro es que Defensa no puede seguir haciendo regalos a sus rivales.

Por: Daniel Aranda

Ph: Marcelo Peralta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.