La partida que más duele

Brian Romero se convirtió en el nuevo refuerzo del River de Gallardo de manera inesperada para todos los hinchas de Defensa y Justicia. Cayó como un baldazo de agua fría para todos los Varelenses que esperaban contar con su emblema en la siguiente fase de la Copa Libertadores de América. Deja un sabor amargo y un lugar que va a costar llenar.

Cuando Defensa compró la totalidad del Pase de Romero a Independiente todos nos imaginábamos que  la adquisición del delantero se daba dentro de un marco de una posible reventa. Sin lugar a dudas Brian (junto con Adonis Frías) eran los jugadores a vender. No hace mucho algunos colegas de medios nacionales decían que el goleador estaba en el radar de Boca y como fueron pasando los días y el supuesto interés del club de la ribera se desvanecía daba toda la sensación que no existía ninguna otra propuesta para una posible compra. Pero de manera rápida e inesperada surgió “la noticia”. Romero es nuevo refuerzo del millonario.

Que Braian tiene nivel de equipo grande no hay duda. Quizás lo que llamó la atención es que fuera River, club con el cual Defensa tuvo una puja, en lo que fue la novela del libro de pases, por el caso de Enzo Fernández, quien se hiciera del pase del jugador hasta ayer más importante que tenía el Halcón. Nadie lo tenía como información y estaba guardado todo bajo muchas llaves. Solo algunos dirigentes del Halcón, el jugador y su representante manejaron esto en la más absoluta discreción junto a D´Onofrio, Francescoli y Gallardo.

Cuando la noticia fue corriendo entre los medios nacionales y en el nuestro la mayoría mostraba signo de incredulidad ante semejante hecho. Los hinchas de Defensa se mostraban confundidos y no sabían que opinar. Sin embargo, una vez confirmado todo comenzaron a caer de a poco y en cierta medida a entristecerse. Se iba el goleador de la Copa Sudamericana, el líder del equipo que ganó la Recopa Sudamérica, el emblema de los últimos años y quien de la mano de la cual Defensa y Justicia llegó a lo más alto del continente.

Aquel jugador que llegó como una incorporación y terminó siendo el mejor refuerzo se va de Varela y despliega sus alas hacia otros caminos. El entiende que quizás esta sea la última vez de estar en un equipo de los  denominados grandes y aunque nos duela en lo más profundo del corazón su opción es entendible. Es un jugador de 30 años y no muchos a su edad pueden llegar a tener semejante oportunidad.

SU HISTORIA ANTES DE DEFENSA

Ya nos contaba el periodista Enzo Verón sobre su historia

Braian Ezequiel Romero, nació en San Isidro el 15 de Junio de 1991. Hizo inferiores en Chacarita, tuvo también un paso por Tigre hasta que con edad de 5ta llegó a Acassuso, por la mañana se entrenaba y por la tarde atendía una verdulería familiar.

Su debut en “Los Quemeros” fue en la temporada 2011/2012 cuando se encontraban en la B Metropolitana, en total disputó 79 partidos e hizo 9 goles. Algo impensado se dio cuando estaba por dar el salto a la Primera División para jugar en Colón de Santa Fe. Al futbolista le detectaron un problema de salud en los huesos que le afectaba en el nervio ciático. Estuvo sin jugar un año y medio, hasta le habían indicado que era probable que no vuelva a jugar al fútbol. Romero no se dio por vencido y contra todo pronóstico, Braian se recuperó.

Llegó la hora de volver al ruedo, debutó en “El Sabalero” el 14 de febrero de 2015 en la derrota por 2-0 ante San Lorenzo, el DT era Reinaldo Merlo y lo hizo ingresar en el segundo tiempo por Pablo Ledesma. Su primer gol lo hizo en su cuarto partido en Primera en el empata 1-1 ante Rosario Central como visitante. En “El Negro” jugó 20 encuentros y anotó en cinco oportunidades.

Al año siguiente llegó a Argentinos Juniors, Club en que se vio su mejor versión, le tocó irse al descenso pero al año siguiente de la mano de Gabriel Heinze lograron al ascenso siendo Braian Romero una pieza clave. 68 fueron los partidos en “El Bicho” de la Paternal y 22 goles.

En 2018 dio el salto a un equipo grande, llegó a Independiente por pedido de Ariel Holan. En “El Rojo” no tuvo la continuidad ni el rendimiento deseado en sus dos etapas, disputó 30 partidos e hizo 5 goles.

En el medio de las dos etapas de Independiente tuvo un paso por Atlético Paranaense de Brasil, equipo en el que perdió la Recopa de 2019 a manos de River Plate, en el mismo año consiguió la Copa de Brasil. Allí participó en 24 encuentros y marcó 3 goles.

SUS NÚMEROS EN SU PASO GLORIOSO POR EL HALCÓN

TOTAL DE PARTIDOS JUGADOS: 34

TOTAL GOLES: 21

TORNEOS INTERNACIONALES

PARTIDOS JUGADOS: 18

TOTAL GOLES: 18

COPA LIBERTADORES 2020: 4 PARTIDOS JUGADOS. 3 GOLES

COPA SUDAMERICANA 2020: 9 PARTIDOS JUGADOS. 10 GOLES

RECOPA SUDAMERICANA: 2 PARTIDOS JUGADOS. 2 GOLES

COPA LIBERTADORES 2021: 3 PARTIDOS JUGADOS. 3 GOLES

FUE TITULAR EN 31 PARTIDOS E INGRESÓ DESDE EL BANCO DE SUPLENTES 2 VECES.

Como dice la canción de Cerati: “decir adiós es crecer”. Por eso le deseamos lo mejor en esta etapa de su carrera. Y que ese adiós se convierta en un hasta luego. El dolor que tienen los hinchas es propios de perder algo muy importante. Lo que si hay que pensar es cómo se hará para suplir semejante ausencia que se suma a lo de Pizzini y Fernández.

Por: Daniel Aranda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.