Sin Atenuantes

Defensa y Justicia con un equipo compuesto en su totalidad con jugadores de la reserva perdió cinco a cero en su visita a Tucumán frente a Atlético. Fue un encuentro desparejo ya que el local puso todo lo que tenía para ver si se podía clasificar y nunca bajó el pie del acelerador ni la marcha. Lo positivo: muchos chicos jugaron su primer partido en primera.

           A veces en la vida hay que tomar decisiones, ya sea en la vida personal, en lo familiar y como es en este caso en lo profesional. Y Sebastián Beccacece en la semana ya había decidido que ninguno de los jugadores profesionales que suelen jugar ya sea como titulares y aquellos que ingresan habitualmente no viajaran rumbo a la provincia de Tucumán a disputar el último partido del torneo de la Liga profesional del Fútbol Argentino ya que el Halcón antes de que el mismo finalizara no contara con ninguna chance de clasificar debido a su muy mala campaña.

          Como ya lo anticipamos en el partido hubo mucha diferencia en lo que respecta a lo futbolístico entre el Decano que tenía todos sus titulares en cancha y mucho recambio en el banco de suplentes y Defensa con sus juveniles (que ni siquiera fueron dirigidos por Beccacece) a cargo de Marino y de Domenech. Dicho de otra manera, no hubo partido por que los chicos más allá de su entusiasmo y la idea de querer mostrarse para ser tenidos en cuanta más adelante en el plantel profesional y pegar el gran paso, nunca hicieron pie.            En el primer tiempo Atlético propio a su estilo de juego, decidió cederle el balón a Defensa para que lo manejara y ante cualquier error que pudieran cometer, ya sea a la hora de salir desde abajo o un mal manejo en la mitad de la cancha, aprovecharlo para atacar. Y fue así por varios minutos, tiempo en el cual los de Varela no pasaron grandes sobresaltos, hasta que a los 15de esa parte Toledo metió un cabezazo para la apertura del marcador. Y no cambió demasiado el trámite con el local esperando el error de Defensa y fue nuevamente Toledo quien aprovechó uno a los 45 para el dos a cero, resultado con el que se fueron al descanso.

            En el segundo tiempo se notó más la diferencia en lo futbolístico y en lo  físico. Y cuando Defensa se cansó Atlético lo aprovechó. Y en los últimos diez minutos del partido lo liquidó. A los 35 de esa segunda mitad el tercero de los locales a través de Laméndola. Y a los 39 y 40 minutos el delantero ingresado hace poco Lotti para sellar la victoria definitiva que sería de cinco a cero.

           Más allá del valor, la entrega y el pecho que sacaron todos estos chicos que jugaron su primer partido en la primera división fue una derrota sin atenuantes.

Por: Daniel Aranda

Ph: Marcelo Peralta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.