Un empate para sumar

Defensa se enfrentaba al líder de su zona Vélez con la ilusión de ganar y acortar distancias. Finalmente fue empate en uno y repartieron puntos. Expulsaron a Enzo Fernández y es baja para el partido frente a Boca. Al final del partido el árbitro no le cobró un penal al Halcón que hubiera modificado el curso del encuentro.

Luego de pasar de fase en la Copa Argentina Defensa debía jugar de local y sumar para no salir de la zona de Clasificación hacia la próxima etapa del torneo local. Y se encontraba frente a Vélez que era y sigue siendo el puntero de la zona. Fue un partido entretenido, con idas y vueltas de ambos equipos, con dos expulsiones, una de cada lado y con un penal no cobrado para el local.

En lo que respecta estrictamente al partido en la primera mitad se vio un Halcón que apenas arrancó la historia fue presionado por su rival y le costaba salir limpio y no lograba conectar dos o tres pasos seguidos. La acumulación de cinco defensores tampoco le daba la superioridad en la marca. Vélez había arrancado mejor. Por suerte para los de Varela esa realidad pasados esos primeros minutos se fue modificando de a poco y comenzó a tocarla Enzo Fernández, a participar Benítez e Isnaldo, al igual que Pizzini.

Tal así fue el cambio que a los 19 minutos en una gran jugada entre Isnaldo y Benítez terminó en gol del Cholo que está con todas las luces marcando el uno a cero. Después del gol la cosa cambió más en favor del Halcón que empezó a circular el balón y tener alguna chance más de gol, como por ejemplo un doble cabezazo que Adonis frías casi lo convierte en el segundo. Defensa lo tenía “relativamente controlado”. Pero hubo un punto de inflexión: la expulsión de Enzo Fernández a los 43 minutos de esa primera mitad. El Halcón se iba en ventaja al vestuario en el marcador, pero perdía una pieza fundamental para lo que venía.

El segundo tiempo contrariamente a lo que podíamos llegar a pensar Defensa salió un poco más adelantado, como queriendo meter el segundo antes de que Vélez pudiera llegar a tener algún tipo de reacción. Con Pizzini como abanderado. Como suele suceder en muchas oportunidades se jugaba mejor con 10 que con 11. Aprovechó tanto ese momento que luego de un pase en profundidad que dejaba a Bou frente a Hoyos el marcador central amor lo corto fuertemente y por ser último hombre también fue expulsado. Ahora eran 10 contra 10.

Todo daba a pensar que los de Varela jugarían más tranquilos y podrían manejar mejor la historia. Sin embargo, en una desatención defensiva hizo que Almada desde la izquierda tirara un centro hacia el medio y que sin marca de nadie Tarragona marcara en soledad el uno a uno para los de Liniers. A partir de allí no hubo demasiadas situaciones de gol sino más bien solo algunas aproximaciones de los dos equipos.

Solo quedaba tiempo para que en el final Rotondi se metiera en el área y su marcador lo agarrara en un claro penal que el árbitro Mastrángelo (de pésimo arbitraje) no marcara. La historia ya estaba sellada. Sería empate en Varela y ambos equipos repartirían puntos. Defensa sigue en la zona de clasificación, pero cada vez con más equipos que le pisan el talón.

Se viene Boca y se vienen las finales con Palmeiras y hay que trabajar para ello. Este partido en definitiva solo sirvió para sumar.

Por: Daniel Aranda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.