::SE PERDIÓ UNA BATALLA

DEFENSA LA PASÓ MAL Y PERDIÓ 3-0 ANTE DELFÍN EN ECUADOR. PESE A LA DERROTA «EL HALCÓN» DEPENDE DE SI MISMO PARA PODER CLASIFICAR A OCTAVOS DE FINAL.

Era una noche de Copa Libertadores donde el conjunto de Hernán Crespo salió a jugar con Delfin sabiendo que si ganaba clasificaba directo y creame que la ansiedad, la presión de lograr ese objetivo pesó y mucho en el contexto de los 90 minutos. El conjunto ecuatoriano salio a jugarlo, lucharlo y marco su estilo en todo el partido. Un equipo totalmente diferente al que jugó hace unas semanas en Florencio Varela en cuanto a funcionamiento tuvo buen pie, fue rápido, práctico, letal al atacar y muy táctico al cortar los circuitos de juego del conjunto de Varela.

Defensa fue muy impreciso, le faltó ideas para generar juego y coordinación al defender y al atacar. «El Halcón» salió a no amar el balón por como lo trató, regaló la tenencia de pelota, algo inusual en el equipo de Crespo, hacía mucho tiempo no se veía a un Defensa tan pérdido en el campo de juego.

Los goles recibidos fueron total responsabilidad de Defensa, el primero muy flojo el cierre de Juan Rodriguez, el segundo una infracción innecesaria de Nicolás Tripichio, luego una muy mal cobertura de la barrera en el tiro libre, los futbolistas saltaron y le pelota fue por abajo y se metió casi que pidiendo permiso. En el tercero ya con un Defensa volcado en ataque, dejó espacios fue 3-0 que pudo haber sido alguno más.

Asi y todo Defensa y Justicia sigue dependiendo de si mismo hasta el final. Queda ir a dar el batacazo a Brasil y justo en una ciudad donde ya sabe hacerlo en San Pablo ante un Santos ya clasificado. Viene bien el parate para recuperar soldados lesionados y marginados. Hay tiempo para corregir errores y jugarse la última ficha para seguir escribiendo historia en la libreta de hazañas del «Halcón».

POR: DINO VILLALBA

EDICIÓN: ENZO VERÓN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.