:: FELÍZ DÍA A TODOS LOS HINCHAS DEL HALCÓN

: HOY SE CUMPLEN 13 AÑOS DE LA HAZAÑA DE DEFENSA Y JUSTICIA ANTE DEPORTIVO MORÓN.AUNQUE DEJEMOS EN CLARO QUE SE FESTEJA EL DÍA DEL HINCHA, NO POR GANAR UNA PROMOCIÓN, SINO PORQUE PESE AL MAL TIEMPO Y A QUE YA CASI ESTABA SELLADO EL DESCENSO DEL HALCÓN, LA GENTE NO SE FUE Y ADEMÁS SIGUIÓ CANTANDO Y ALENTANDO AL EQUIPO HASTA QUE SE PRODUJO EL MILAGRO Y ESTO AÑOS DESPUÉS SE CORONÓ CON UN ASCENSO A PRIMERA DIVISIÓN Y ESTE PRESENTE DE SUEÑOS : 

 

 

:: EZEQUIEL MIRALLES, EL MILAGRERO (por Cristian VÁZQUEZ & Marcos SITTNER)

 

 

Uy, qué tiro libre

 

Ezequiel está seguro que va a tener una más.

 

—Todos lo miran a Beligoy —dice el relator de TyC Sports—, cuarenta y ocho minutos, el envío largo buscando la cabeza otra vez de Fernández, que no pudo llegar, aquí se venía Ferrer… ¡Hubo falta! Uy, qué tiro libre. Uy, qué tiro libre. ¡Uy, qué tiro libre!

 

—Si usted tiene problemas de salud, si es fácilmente impresionable, no mire esta jugada —recomienda el comentarista—. Póngase de espaldas al televisor. Es el momento más dramático del partido.

 

La campaña

 

Ezequiel Miralles se incorporó a Defensa y Justicia para jugar el campeonato Nacional B 2005/2006. El club de Florencio Varela comenzaba la temporada con la pesada cruz estar en el fondo de la tabla de los promedios, diez puntos por debajo del penúltimo, El Porvenir.

 

El Apertura (en aquel momento el Nacional B también se jugaba con torneos cortos) no fue demasiado próspero para Miralles. Casi no jugó, debido a que los puestos de la delantera eran de la dupla conformada por el histórico Mario Saccone y Rubén Ferrer. Este último terminaría siendo el goleador del certamen. Para el equipo, en cambio, ese torneo fue muy bueno: terminó en el quinto puesto, con 30 puntos en 19 partidos, y —lo más importante de todo— catorce puntos por encima de El Porvenir. Es decir, cuatro puntos por arriba en la tabla de promedios.

 

En el Clausura fue al revés: mejor para Miralles, peor para el equipo. El 28 de enero de 2006, en la goleada de Defensa 6-2 sobre Nueva Chicago (que ganaría ese torneo y luego ascendería a Primera), el delantero metió dos goles y los diarios calificaron su rendimiento con un puntaje de 10.

 

Pero Defensa aflojó. Y a falta de una fecha, estaba apenas tres puntos por encima de El Porvenir en la tabla de promedios. Es decir, necesitaba un punto para asegurarse evitar el descenso directo. Y no lo estaba consiguiendo. Recibía en Varela a San Martín de San Juan —que aspiraba a quedarse con ese torneo y jugar una final contra Godoy Cruz de Mendoza, ganador del Apertura— y perdía 1-0. El Porve ganaba y lo alcanzaba. Si el resultado se mantenía, tendrían que jugar un partido decisivo. El perdedor descendería directamente. El premio para el ganador era tener que jugar una Promoción contra el ganador del torneo reducido de la Primera B Metropolitana.

 

Hasta que en el sexto minuto de tiempo adicionado hubo un córner para Defensa. El arquero Guillermo Hernando subió a buscar el gol del milagro. Y cabeceó. Y después Jesús Nievas hizo lo mismo, y dos cabezazos en el área fueron gol. San Martín no pudo alcanzar a Nueva Chicago (de todos modos, la diferencia de gol favorecía a los de Mataderos) y El Porvenir quedaba condenado.

 

El siguiente paso era la Promoción versus Deportivo Morón.

 

La promoción

 

La ida fue el jueves 31 de mayo. Morón y Defensa empataron 1-1. Por la ventaja deportiva que le daba provenir de la categoría superior, al Halcón le bastaba un nuevo empate para conservar su plaza en la B Nacional. En la vuelta —el sábado 3 de junio de 2006 en Florencio Varela— Defensa se puso enseguida en ventaja, y parecía encaminar su permanencia.

 

Sin embargo, Morón lo dio vuelta. Metió dos goles en el primer tiempo y uno más a los 10 minutos del segundo. Y luego tuvieron un montón de posibilidades más para aumentar aún más la diferencia, la mayoría dilapidadas por el delantero Adrián Guillermo. Con el tiempo cumplido, los hinchas del Gallo se trepaban al alambrado listos para saltar al campo y festejar el ascenso…

 

El árbitro, Federico Beligoy, logró frenar el intento de invasión y adicionó cuatro minutos. Todo parecía sentenciado.

 

Pero, en el minuto 46 del segundo tiempo, Marcos Ramírez descontó. 2-3. Faltaba un gol. ¿Era posible el milagro?

 

El milagro

 

Ezequiel está seguro que va a tener una más, y llega en el minuto 48, cuando Raposo le comete falta a Ferrer en el borde del área.

 

—Guillermo, mirá si esto termina en gol… —advierte el relator de TyC Sports.

 

Reunidos en torno al balón están Miralles, Saccone y David Vega. Vega dice que le quiere pegar por afuera de la barrera, al palo del arquero, pero Ezequiel lo convence de que está para pegarle al otro, porque Maximiliano Gagliardo, el guardameta no ve. Entonces David se va. A Saccone simplemente le dice: “Viejo, dejame a mí”, y Mario lo deja solo. Al arquero Guillermo Hernando, que ha subido a buscar el milagro, le pide que se ponga en la barrera, para molestar.

 

En la pelota y Gagliardo hay una barrera de diez hombres: siete rivales y tres propios. Como el disparo se demora, Beligoy añade sesenta segundos más. Siete mil almas verdeamarillas suplican por un milagro. Dos mil, en la tribuna de enfrente, rezan para que no se produzca.

 

Ezequiel Miralles no sabe que su madre ha abandonado el estadio cuando faltaban cinco minutos para que se cumpliera el tiempo reglamentario. Y no tiene tiempo de pensar, en este momento, que todos los ojos del mundo del fútbol con síndrome de abstinencia estaban puestos sobre él. Ya casi no quedaban partidos: seis días después, el viernes 9, con un pitazo de Horacio Elizondo, comenzaría el Mundial en Alemania.

 

El mundo se reduce a la pelota, la barrera, el arco y él.

 

—Le va a pegar Miralles —dice el relator de TyC Sports—. ¿Y si entra esta? Es la última… El estadio en silencio. Va Miralles. Al arco, pibe, al arco. Miralles, Miralles, Miralles…

 

 

Defensa se quedó en el Nacional B y Deportivo Morón, en la B Metropolitana. El que no se quedó, por esas cosas del fútbol, fue Miralles: siguió su carrera en Racing. Pero esa es otra historia. Desde entonces, los hinchas de Defensa celebran su día cada 3 de junio. Se congregan y recuerdan aquel partido, aquella jugada, reviven una y otra vez, hasta las lágrimas, aquel gol. Aquel milagro.

 

 

 

: MÁS DE UNA DÉCADA GANADA : 

 

Hace TRECE años empezamos a torcer la historia, a encaminar el presente tan hermoso que tenemos hoy. Un hecho social y deportivo que nos marcó para siempre y que nos dio ese viento de cambio que somos hoy.

¿Por qué social? Si bien la campaña final fue buena, en torneos anteriores el halcón la paso mal; pero cuando las papas quemaron, ningún hincha quiso dejar pasar la oportunidad de alentar al equipo. Esa tarde, a pesar de la lluvia y el frío, la gente se acercó al matadero para alentar a ese DEFENSA DE SU VIDA hasta el final, y vaya si lo hizo...

No era solo un partido, era ese nostálgico grito de "...A pesar de todas las derrotas che Defensa de mi vida vos me hiciste muy feliz...".

Y ya no fuimos los mismos. La gente se organizó, creó peñas, agrupaciones, armó caravanas y encuentros que hoy hacen que cada día el pueblo Defensista crezca en importante número.

¿Por qué deportivo? Porque ese aire milagroso se entremezcló con la fé y con la confianza, y esa mezcla pasó a ser una actitud: "PODEMOS HACERLO". Esa actitud quedó en el aire flotando con los fantasmas del "Tito" Tomaghello, esos que alientan desde el cielo. Ese "PODEMOS HACERLO" se trasladó al Morumbí, al Pascual Guerrero, a la Bombonera, al Monumental, al Libertadores de América.

Entonces los jugadores fueron cambiando, debutando, siendo descubiertos y hasta regresando. Y la actitud quedó, intacta y contagiosa, desde adentro y hacia afuera y viceversa también.

Ya impusimos el respeto del periodismo y de los grandes, pero todos sabemos que lo verdaderamente grande aún está por venir...

2006-2019.

Felices TRECE hermosos años revolucionarios.

 

 

 

:. Conocer todos los tamaños y colores de pasto, distintos tipos de tribunas de cemento, madera e inclusive barrancas de tierra,  moverse en todo  tipo de transporte, viajar por todo el país, infiltrarse cuando no hay visitantes, sostener un alambrado para que no se caiga, caminar entre el barro, esquivar piedrazos, balas y palos de la policia en incontadas ocasiones, días y horarios de juegos más que llamativos, lluvia, fríos durísimos, llantos, gritos y locura son apenas algunas de las cosas que tuvo que vivir el hincha de Defensa hasta llegar a primera.

 

:. Hoy 2019, la vida le da un premio a todos esos creyentes de esta pasión, esos que mostraron un gran acto de fidelidad allá en 2006 primero contra San Martin de San Juan y luego contra Morón.

 

:. TODO UNA VIDA SIGUIENDO AL HALCÓN Y TODO UNA VIDA DE PASIÓN.

 

:. Feliz día halcones! 

 

 

: LA HISTORIA : 

 

 

:. Se festeja el día del hincha, no por ganar una promoción...porque en la corta pero rica historia de Defensa, hubo muchos otros días felices, campeonatos, ascensos, inauguraciones...pero el día 3 de junio de 2006, pese a que el equipo perdía 3 a 1 a los 47 min del Segundo tiempo, la gente no se iba, y seguía cantando y alentando con una lágrima en la garganta, sumándose los bombos y sombrillas, cumpliendo con la frase futbolística por excelencia si de fidelidad se trata...en las buenas siempre en las malas mucho mas...por eso, por el aguante, por la pasión, y por la recompensa obtenida a tanta entrega....se festeja el día del hincha de DEFENSA Y JUSTICIA!!!!.

 

 

: VIDEO DEL HINCHA :

 

 

:. Se cumplen 13 años que Defensa y Justicia empataba “milagrosamente” ante Deportivo Morón por la promoción entre la B nacional y la primera B. Morón ganaba 3-1 cuando ya se habían cumplido los 90 min reglamentarios, además de perderse gran cantidad de goles el “gallo”. Pero Federico Beligoy adicionó 4 min, en ese momento los hinchas de Morón quisieron invadir el campo para festejar el ascenso; pero finalmente no lo lograron y Marcos Ramírez descontó a los 47 min del segundo tiempo. Debido al intento de invasión de la visita el árbitro adicionó un minuto más; fue ahí que Defensa y Justicia tuvo un tiro libre en la puerta del área rival, Ezequiel Miralles lo ejecutó y convirtió el 3-3 a los 50 min; dejando a “el halcón” en la primera B nacional. En esta jugada mucho tuvo que ver el arquero de Defensa Guillermo Hernando colocándose en la barrera entre los jugadores de Morón.

 

 

 

:. Pero este milagro había comenzado unas semanas antes, cuando Defensa y Justicia perdía 1-0 ante San Martín de San Juan y con ese resultado debía jugar un partido desempate ante El Porvenir para ver quien descendía y quien jugaba la promoción. Pero entonces en el sexto minuto de adición todo Defensa y Justicia fue a buscar el empate tras un córner y lo consiguió luego de que Guillermo Hernando “peinara” la pelota y llegue Jesús Nievas para darle al balón destino de red. Ahí quedó decretado el descenso de El Porvenir y la promoción para el equipo que en ese momento dirigía Rubén Agüero.

 

: VIDEO VS MORÓN :

 

 

 

 

:. Es por esta “adrenalina”, por esta “emoción” de estar descendido y en cuestión de minutos volver a ascender es que se determinó declarar “el día del hincha de Defensa y Justicia”. Que se diferencia de los ascensos de 1982, 1985 Y 2014 donde “el halcón” había logrado subir de categoría unas cuantas fechas antes y si bien fue muy importante no tuvo este condimento extra, casi místico.

 

 

:. Un grupo de simpatizantes del “halcón”, entre ellos parte de los que hacemos Defensa Pasión (la web del hincha de Defensa y Justicia), tomó la iniciativa de declarar el 3 de Junio como “El día del hincha de Defensa y Justicia”, día que la Comisión Directiva del verde y amarillo oficializó en el calendario del club y que en 2014 la Agrupasión Amarilla logró que se declarase de interés municipal.